Mercedes-Benz prepara una versión híbrida enchufable del Clase C a corto plazo con carrocerá sedán y familiar, con dos motores gasolina, un diésel. También con tracción integral o propulsión integral. 

Estaría formado por un motor de 95 kW y una batería de 96 celdas que declara una capacidad máxima de 25,4 kWh. Mercedes-Benz homologa una autonomía 100% eléctrica en ciclo WLTP de entre 89 y 110 kilómetros para este Clase C híbrido enchufable. Esta batería de cuarta generación, con cantidades reducidas de cobalto, supone una mejora en la autonomía gracias a este nuevo desarrollo. Se puede cargar la batería al completo en solo 2 horas con el cargador de serie de corriente alterna de 11 kW. Y en media hora con el cargador de corriente continua opcional de 55 kW.

Más pesado

Las principales novedades residen en el motor eléctrico y el cambio automático de nueve relaciones. Dos elementos fundamentales en el propulsor eléctrico. De hecho, este vehículo pesa 300 kilos más que un Clase C con motor térmico convencional. 240 kilos corresponden a la batería y el resto al motor y demás elementos. 

El Clase C entrará al mercado con dos motores de gasolina distintos y con un diésel. Y se puede elegir sin problema entre una carrocería familiar o sedán. Así como la tracción integral 4MATIC o al eje posterior.

Gasolina y diésel

El C300de  es la variante diésel. Contaría con un motor diésel 4 cilindros turbo que declarará 147 kW. Así, la potencia combinada con el sistema híbrido del diésel será de alredor 227 kW.

El C300e híbrido gasolina contaría con un motor de combustión de 4 cilindros en línea turbo, anunciando 150 kW. Y una potencia máxima combinada de 230 kW, lo que equivale a 312 CV. Habrá un segundo motor gasolina más potente para el C400e.