El nuevo Mercedes-Benz Clase S W223 sale a la luz de improviso. El buque insignia de la marca alemana sale al descubierto en internet sin apenas camuflaje y dejando al descubierto su elegante y lujosa silueta.

Este nuevo modelo lleva años en desarrollo y es que en cada renovación siempre lleva consigo la promesa de ser más tecnológico, más seguro, y más lujoso. A nivel de diseño no defrauda. Su línea es totalmente distinta a la de su predecesor y aun que no es un coche que se aleje de la línea de  si que es una berlina elegante y distinguida. Si tuviéramos que destacar algún detalle de este buque insignia, tal vez destacaríamos el tamaño de su parrilla delantera, y sus afiladas ópticas.

Lo que verdaderamente llama la atención es la evolución que ha sufrido en su interior. Solo parece una pantalla dejando atrás el esquema de dos pantallas gemelas que tenía anteriormente. Sobre esta hay lo que parece un gigante head-up display. Lo cual hace pensar que el conductor recibirá la información proyectada sobre el parabrisas en forma de realidad aumentada.

En la consola central podemos ver una pantalla táctil de 15 pulgadas de la cual esperamos que tenga una gran resolución y desde donde se podrá manejar casi todos los controles. El volante pertenece a la última generación de desarrollos de la marca. Sus mecánicas serán semi-híbridas en su práctica totalidad, y habrá versiones enchufables en varios niveles de potencia.