Con el asesoramiento y el apoyo de un bufete de abogados internacional, Hyundai pretende ayudar a todos los concesionarios y filiales a gestionar las medidas y regulaciones internas y externas producidas a raíz de la pandemia por el coronavirus mediante una base de datos llamada H.E.L.P (Hyundai Emergency Legal Program). 

La corporación automovilística pretende  marcar el camino a seguir a sus concesionarios y filiales en relación a la información procedente de las autoridades nacionales, internacionales y regionales. Asimismo, Hyundai también destacó que dicha base de datos también es una forma de distribución de la información de forma interna para “estabilizar y optimizar” la liquidez de los concesionarios y filiales durante la crisis del COVID-19.

 Según el responsable de Compliance de Hyundai Motor Europe, Hyun-Soo Kinm “H.E.L.P subraya el compromiso sin precedentes de Hyundai con su red de concesionarios durante la crisis actual. Al poner toda la información relevante en un solo lugar de sencilla navegación, estamos facilitando a nuestros concesionarios el cumplimiento de las complejas recomendaciones y medidas legales que llegan cada día de diversa fuentes” explicó el responsable de