El nuevo GLB de Mercedes-Benz ya cuenta con una nueva variante. Se trata de un motor gasolina de cuatro cilindros y poca cilindrada (1.332cc.), que se une al cambio automático de doble embrague 7G-DCT ya conocido en el resto de la gama. Este nuevo modelo del Mercedes-Benz GLB 180 ofrece 136 CV gracias a un turbocompresor y un intercooler refrigerado por aire. Gracias a su alta tecnología reduce la fricción y el desgaste gracias a su base de hierro y carbono. También cuenta con un filtro de partículas que se regenera de forma continuada sin necesidad de realizar mantenimiento. Sus pistones son mucho más resistentes a la abrasión y permiten disipar el calor de forma rápida gracias al sus segmentos con DLC (Diamond Like Carbon).

Con la intención de reducir el peso del coche su culata está diseñada de forma compacta, su bloque motor es de aluminio y su cigüeñal y bielas están fabricados con acero forjado.

El nuevo Mercedes-Benz GLB es un SUV con gran versatilidad. Al mismo tiempo, es un espacioso automóvil familiar. Es el primer Mercedes-Benz en este segmento disponible opcionalmente en una ejecución con siete plazas. En los asientos de la tercera fila pueden viajar dos personas con una estatura máxima de 1,68 metros. El nuevo GLB mide 4.634/1.834/1.658 milímetros (longitud/anchura/altura) y posee los atributos más apreciados de la actual generación de automóviles compactos de Mercedes-Benz, como los potentes y eficientes motores de cuatro cilindros, los sistemas más actuales de asistencia a la conducción, que ofrecen ayuda operativa al conductor, el sistema de infroentretenimiento de manejo intuitivo MBUX y el innovador control de confort ENERGIZING.