Mercedes-Benz ya está en línea de salida para luchar contra la pandemia. La difícil situación en la que nos encontramos por culpa del COVID-19, ha hecho necesario que una vez más Mercedes-Benz cumpla con sus responsabilidades sociales. De esta manera, el grupo Daimler ha ofrecido su apoyo a la sociedad mediante la producción de equipos médicos. Con la ayuda de impresoras 3D, capaces de producir componentes individuales que se necesitan con urgencia en la tecnología médica, a raíz de la actual pandemia de COVID-19.
 
"Con nuestro equipo altamente competente y años de experiencia en tecnología de impresión 3D, estamos listos para hacer nuestra contribución a la producción de dispositivos médicos", comenta Jörg Burzer, miembro del Consejo de Administración de Mercedes-Benz AG, producción y cadena de suministro. “Con este fin, también estamos en contacto con el gobierno de la comunidad de Baden-Württemberg en Alemania. Nuestra experiencia y conocimiento especializado está disponible para la producción. Ahora estamos a la espera de que nos contacte el sector especializado en tecnología médica. Nuestras impresoras 3D están definitivamente disponibles".

Así el grupo Mercedes-Benz ha aprovechado su experiencia de más de 30 años en la investigación y fabricación aditiva, utilizando la impresión 3D en la construcción de prototipos y la produccion en series pequeñas, llegando a producir hasta 150.000 componentes de plástico y metal cada año.

Ahora es el momento de utilizar esta capacidad para fines médicos, poniendo a disposición de la sociedad todos los procesos de impresión 3D comunes, desde la estereolitografía (SLA), la sinterización selectiva por láser (SLS) y el modelado por deposición fundida (FDM) hasta la fusión selectiva por láser (SLM).
 
Sobre la fabricación aditiva:
 
En la fabricación aditiva, los componentes desarrollados digitalmente se construyen capa por capa en una "impresora", donde las materias primas utilizadas incluyen polvos y resinas de plástico, así como metal que se fusionan con una fuente de energía, generalmente uno o más láseres. Una vez finalizada una capa, se aplica automáticamente una nueva capa y el proceso de solidificación comienza nuevamente, repitiéndose dicho proceso hasta crear un componente tridimensional.